UA-51285685-1 Equipo leonés de Trail Running : TORTUGAS TRAIL LEÓN: SNOW CROSS LEITARIEGOS

lunes, 23 de enero de 2017

SNOW CROSS LEITARIEGOS

Si hace un tiempo me hubieran dicho que algún día iba a correr un snow cross, en primer lugar habría preguntado: ¿y eso, qué es? Y una vez me lo hubieran explicado, diría, “estamos locos o qué”. Bueno….  pues ayer, sábado día 21 de febrero, corrí mi primer snow cross y la verdad, la experiencia ha sido increíble.


Recuerdo que nos inscribimos en el tercer tiempo del Cross Ciudad de León, (que malos son los bares y como se calienta la boca con unas cañas…) allá por el mes de noviembre, y la verdad, con el paso del tiempo, y ante la falta de nieve, cada día tenía más claro que al final iba a correr un trail. Pero la semana pasada, la nieve hizo acto de presencia y finalmente se dieron las condiciones para que se pudiera disputar el snow cross.
Yo que había apurado hasta el final, tuve que andar a carreras para conseguir unos crampones, que finalmente conseguí, no sin antes llevarme algún disgusto.
Como nunca había estado en la E.I. de Leitariegos, comimos pronto y  a las 14:30, en unión de Ana, Mónica y Aitor, nos encaminamos hacia ella. Me gustan las carreras sobre todo porque amo el running y la sensación que te queda cuando lo has dado todo, pero también por los buenos ratos y las risas que te echas con la gente que compartes esos momentos. Que risas nos echamos, que viajes….(cuándo llegamos…? Falta mucho…..?).
Llegamos a nuestro destino y la tarde se presenta ideal. Recogida del dorsal y reunión de las Tortugas que vamos llegando poco a poco. Toca el momento de equiparse y siguiendo los consejos de  Víctor, que está experimentado en estas lides, me enfundo en dos mallas largas y dos camisetas térmicas de manga larga, me coloco el frontal, preparo los bastones y a pisar nieve. En este punto llega la novedad, los crampones. Nunca he utilizado unos y pienso que voy a ir como un pato mareado  o algo así, pero una vez colocados, no molestan para nada, ni te das cuenta que los lleves puestos y correr por la nieve es como correr por asfalto.
Antes del pistoletazo de salida le pregunto a Calili como va a ir y me dice que tranquilo, así que decido ir con él. Se inicia la carrera y a los pocos metros la primera subida en forma de cuesta de 500 metros de longitud al 40% de desnivel, un auténtico muro que te pone los gemelos y los cuádriceps a mil. Cuando lo corono pienso para mí: “y lo tengo que volver a subir….. uffff”, ligero descanso y siguiente subida, para continuar unas bajadas más o menos pronunciadas y otra vez otro muro como el del inicio, ¡¡y todavía estoy en la primera vuelta!!.
Primer paso por la línea de meta y Calili me dice que va super mal, uno de los hierros de los crampones le está haciendo polvo los dedos del pie y mal en las subidas y peor en las  bajadas, le trato de animar y continuamos; hasta el speaker me dice que no le puedo dejar solo, y por supuesto que NO, somos un EQUIPO, somos TORTUGAS!!
Otra vez el muro, coronamos y nos permitimos el lujo de contemplar cuanto nos rodea, que vistas más bonitas, se ven todas las montañas nevadas;  otra vez más bajadas, hacemos uso del frontal, otra vez el segundo muro, coronamos y esto ya se ha terminado, ligero descenso y ya vemos la meta, lo hemos conseguido, ya nos están recibiendo nuestras tortugas, que manera de sufrir, pero verlas en la línea de meta con una sonrisa, aplaudiéndonos y nunca , nunca dejando de animarnos, hace que desaparezcan todos los dolores y te das cuenta de lo que has conseguido.

Como dije al principio, experiencia increíble, otra carrera que apuntar como imprescindible en el calendario tortuguil. Santi.

No hay comentarios :

Publicar un comentario