UA-51285685-1 Equipo leonés de Trail Runners : TORTUGAS TRAIL LEÓN: DESAFIO TRAIL DE LOS VIENTOS

viernes, 11 de mayo de 2018

DESAFIO TRAIL DE LOS VIENTOS

Ya está Pepito grillo enviando carteles de nuevas carreras jajajaja. Pues en esta mola el diseño de la camiseta que entregan y el nombre de la carrera aún más: “Desafío”. Por otra parte es una zona por donde no hemos corrido antes, así que en su conjunto nos seducía mucho la idea de presentarnos en Las Navas del Marqués (Ávila), y darlo todo. Así que patas a correr…!!!


¿Predicciones del tiempo para la carrera? puffff pues lluvia, pero como ya estábamos apuntados no quedaba otra, jajajaja (aunque ya os adelanto que luego todo cambiaría).

Mónica y yo salimos el sábado para dormir y pasar el día en San Rafael y Javi y Yayone salieron hacia Ávila para pasar el día, nos encontraríamos el domingo para coger el dorsal y la camiseta guapa. Al final Mónica se decidió a correr la distancia de 10km con 270m de desnivel positivos y Javi y yo la de 24km con 700m positivos, y para nuestro pesar fue muy corrible.


Ya en el pabellón y cogiendo el dorsal se veían muchos galgos con largas y escuálidas pero fuertes patas, lo que hacía presagiar que sería una carrera muy rápida, como así pudimos sentir más tarde en nuestras patitas.

La salida fue emocionante: primero saldríamos los de la distancia de 24 y 41 km y media hora después saldrían los de los 10 km. Estábamos ya colocaditos en la zona de salida, de la mitad hacia atrás, pero aún así, vimos como había dos caballeros templarios con sus trajes y espadas a lomos de sus engalanados caballos, guauuuuu!! Qué pasada. Sonaba una música acorde a la época y de repente un estruendo, humo y confeti para dar la salida. Corríamos detrás de los templarios hasta la salida del pueblo, luego se apartaron y tocó correr a fuego por los caminitos.

Tuvimos mucha suerte que minutos antes de la salida Mónica me mandara un mensaje diciendo que tuviéramos cuidado a la salida con las súper cacas de los caballos y así fue, jajajaja, nada más dar comienzo la carrera y sin poder ver gran cosa por el humo y el gentío, fuimos mirando al suelo y de repente, ploff ploff delante nuestro se las iban llevando, jajaja, nosotros libramos por nuestro ángel animador ¡¡GRACIAS!!


No habíamos corrido ni dos kilómetros y Javi y yo nos paramos para hacernos una foto con los caballeros templarios en sus corceles, jajaja. La gente se quedó con las ganas pero nosotros no, al fin y al cabo, vamos a disfrutar!! Ya enfilados por pequeños senderos la carrera se veía muy rápida y llana cosa que a mí me penalizaba ya que prefiero grandes desniveles (creo). Javi se paró un momento y ya no volví a verle en toda la prueba. Si al hecho de que era muy corrible le pones el extra de que hizo muchísimo calor, tenemos un buen cóctel y como consecuencia os diré que lo pase mal, muy mal y entré con muy muy poquitas fuerzas.


Volviendo a la carrera, llegó una de las primeras bajadas y tocó disfrutar pasando gente, pero que ilusión guauuuu soy toda una Tortuga rápida subido a mi caparazón bien encerado, jajajaja, claro que toca subida rápidamente pero no me amilano, saco mis patitas del caparazón y cañaaaaaaa. El desnivel no era muy fuerte así que los corredores van bien. Llega llano y es increíble cómo van algún@s, uffff yo lo intento, pero voy muy despacio, de hecho cuento un grupo de unos 19 que me pasan y encima van charlando. Me hunden en la miseria, jooooooo. Intento olvidarlo y sigo corriendo. Adelanto a uno, ya solo me queda recuperar a 18, jajajaja ¡como trabaja la mente! Voy mandando fotos al was de Tortugas y me animan y entonces pienso que Mónica ya estará dándolo todo en su trail. La mando fuerzas desde mi pensamiento.


Kilómetro 10 y de repente veo un avituallamiento. Pero…¿¿¡¡Que ven mis ojos!!?? Aproximadamente unas 30 o 40 personas apelotonadas comiendo y bebiendo. Claro, mucha gente no llevaba mochilas o porta bidones y con el calor que hizo lo pagaron parando a beber, cosa que yo no hice, así que pase a unos cuentos, biennnnn para mi (ya he recuperado más de los 18 que me debía jajajaja). Mis patitas decían que parara pero como el que mandaba era yo, pues a correr tocaba, jajajaja. Pasamos por pinares muy bonitos, un embalse  con toda la vegetación verde preciosa, la mayoría pista y algún senderito pequeño pero alucinante. No veía a nadie andar, eran subiditas tendidas pero yo no podía dar más de mí, así que tocó tirar de cabeza, sufrir y tirar para adelante corriendo como los demás. A los 16km otro avituallamiento y en este caso había menos gente, aproximadamente unos 15 o 20. De nuevo seguí mi camino y no paré. Aún tenía geles, sales y agua, eso hizo que volviera a pasar a unos cuantos más…. Un poco más de llaneo y me dice un corredor: “ahora empieza lo bueno”. Se me ponen los dientes largos y veo subida (claro esto nos pasa por no leer los track) que bien, claro mi gozo en un pozo, se sube poco desvivel y cuando te quieres dar cuenta ya estás en lo más alto. Pero buenoooooo ¿¿donde están mis subidas?? Otro corredor comenta cuando ya estamos arriba: “cualquiera corre ahora con las piernas duras”. Nos reímos y veo que salen como locos. Yo alucino, uffffff, pero no me quiero perder una instantánea de los paisajes así que me saco una bonita foto y ya les cogeré, jajajaja, que así fue, nos les cogí, jajajaja. Toca bajada suave, así lo denomino yo, porque tenía que dar fuerza a mis piernas, pero que ni bajada ni nada de nada!!.


Ya llegando a los últimos kilómetros mis piernas no pueden mucho más. Hoy no he parado ni he andado gran cosa, solo me he dedicado a correr. Entro por las calles del pueblo y por fin oigo las voces de ánimo de Mónica y Yayone. Toma, toma, toma. Que alegrón, eso sí, no puedo con mi alma, pero mi churri me acompaña inmortalizando mi llegada, ufffff. Hice un tiempo de 2:45, bien para mí y un calor muy caliente, jajajaja. Lo primero un beso y después un cachi de cerveza fresquita que lo compartiría con Javi en los últimos metros de su llegada unos 30 minutos después que seguro que le vino muy bien, jajajaja.


La típica duchita y a comer. Pote Naviero con torresnillos y cerveza, charla de cómo nos fue la carrera y sí que es verdad que se nos quedó un poco coja la cosa ya que no nos dieron una bolsa de corredor como estamos acostumbrados en otras carreras, pero estuvo bien.


Dar las gracias a nuestras animadoras Mónica, a Yayone y a tod@s nuestr@s amig@s de las Tortugas Trail León.

Saluditos.

Aitor.

No hay comentarios :

Publicar un comentario